Translate

domingo, 21 de mayo de 2017

Callejero del Doce. Calle del Aire

     La actual calle de Fernán Caballero, dedicada a Cecilia Böhl de Faber, hija de Frasquita Ruiz de Larrea y Juan Nicolás Böhl, recibe esta denominación desde 1877. En el siglo XVII era conocida como Santa Catalina del Puerto de Cabo Chico y luego, en fecha incierta empezaría a conocerse como calle del Aire. Ya se llamaba así en 1817; en ese año el comerciante José Lynch vivía en el nº 73, Bernardo Montoya, en el 75 y ½, mientras José Lasquetti habitaba en el 76, y José Isasbiribil en el nº 88.
      En 1825, Manuel Corces Díaz, en el 178.  Para el año 1845 la guía indica que José Palacios Santiago vivía en el nº 1, Esteban Aragón, Cayetano Araujo 73, J. Antonio Giraldes en el 76, Fracisco y José Artechea en el 173, José Cruz Romero en el 174, y el agente de negocio Jorge Fedriani, en el 175.
Calle Fernán Caballero nº 2


     En 1914 vivían Carmen González, pensionista, en el nº 1. José Sánchez Gil, industrial (1 Dpdo.), que disponía de la accesoria para su restaurante «El Candil». Antonio Delgado, intérprete. En el nº 2 estaba el Consulado de Colombia, y su cónsul José Mª Pérez Sarmiento. En el mismo número vivía Octavio Ramos Boix, médico. En el nº 3 tenía su domicilio Ventura Fernández Vallejo. En el 4 el Viceconsulado de Inglaterra y Reginal Calver, vicecónsul. El nº 5 era el domicilio del comerciante Ricardo González Díaz. El nº 6 estaba ocupado por Francisco Puig de María, empleado de la Compañía de tabacos, Dolores Tourné Nuche, pensionista y Manuel Benito, empleado de la Compañía de Tabacos. En el nº 7 se encontraba domiciliado Luis Salado Aragón, empleado Registro de la propiedad. Accesoria: Comestibles de Ricardo Gómez y Gómez. En el 8 Elías Suárez, ropero de la Compañía Trasatlántica. En el 9, José Vera Lobato, maestro pintor, Antonio de Mora y González, empleado de Fábrica de tabacos, Antonlín Ibáñez Milla, militar retirado, y Aurelio Wagner Lafitte, del comercio. En el 10 estaba domiciliado Manuel Delader, barbero, Miguel Ortega Gracia, profesor mercantil, y Enrique Monterde, impresor. En el 11. Eduardo Pasquín, capitán de corbeta. El 12 lo ocupaban Ramón E. Casal y Lago, farmacéutico y Emilio R. Casal, comerciante que disponía de la accesoria para los almacenes de drogas. En el 13 se localizaba la cochera de Lacave, mientras en el 14 tenía su domicilio Ramón Barce Moreno, corredor de vinos y Francisco Salomón, tipógrafo. En el 16 tenía su domicilio Mariano Blanco, canciller del consulado de la República Argentina y en el 18 vivía el Delegado de la Compañía Trasatlántica, Carlos Barrié.

lunes, 8 de mayo de 2017

miércoles, 8 de marzo de 2017


Fuente de la imagen.

Este 8 de marzo juntas y fuertes #NosotrasParamos. Nos sumamos al Paro Internacional de Mujeres (PIM) que se esta organizando en más de 40 países. 
Queremos parar en las casas, las calles, las escuelas, universidades, fabricas, tiendas, empresas, es decir, queremos parar en todos aquellos lugares donde nos encontremos para visibilizar que sin nosotras no se mueve el mundo. Parar y alzar la voz contra las violencias que de manera cotidiana se producen contra nosotras, parar para ver que somos muchas y juntas somos fuertes. 
Para ello llamamos a participar: 
Paro durante todo el día.
Si no puedes parar todo el día hazlo de 12:00 a 12:30 horas y peta las redes con fotos y mensajes. 
Lleva alguna prenda negra si no puedes parar.

jueves, 2 de marzo de 2017

Tzvetan Todorov

Recientemente nos dejó Tzvetan Todorov, con quien aprendí mucho sobre la práctica del relato y el análisis narratológico de los cuentos, cuando iniciaba mi tesis doctoral, particularmente con su Introducción a la literatura fantástica. Luego me sorprendieron otros muchos libros de ámbito diverso, El espíritu de la Ilustración, que tanto me dio que pensar en los años del Bicentenario de la Constitución de Cádiz, junto con El miedo a los bárbaros y Los enemigos íntimos de la democracia, productivas muestras de su constante y fructífero diálogo con el pasado y el presente. 
El premio Príncipe de Asturias de 2008 fue uno de los varios que recibió a lo largo de su trayectoria, como reconocimiento a su apasionado interés por todo lo que concierne al ser humano.
Todorov ha muerto, pero su legado está más vivo que nunca.

lunes, 26 de diciembre de 2016

Hace 200 años. 26 de diciembre.

A mi hermano Luis, en su día.
Un día como hoy hace doscientos años era jueves y se celebraba el día de San Esteban. El sol había salido a las 7 y 14' y se pondría a las 4 y 46' de la tarde.
     Los comerciantes gaditanos estaban preocupados por un bando que en un tiempo muy corto les impediría comerciar con algodón extranjero, por eso suplicaban al rey felón para que les concediera una demora.
 En todo caso, el comercio, a pesar de las fechas, no iba mal, como muestran los barcos que estaban prestos a la vela: Hamburgo, Cette, Londres, Marsella, La Coruña y Gijón, Amsterdan, Liorna, Lisboa, Génova, Bristol y Dublín, Santa Cruz de Tenerife, San Sebastián y Bayona, Cork y Waterford.

Por otra parte, en el Teatro Principal había doble función. En la primera representaban el drama de David perseguido o la prudente Abigail, la tonadilla Los gallegos celosos, El fandango y el sainete La familia nueva. En la 2ª función La comedia en dos actos El indolente poltrón, Un padedú, y la ópera en un acto La esclava persiana, donde intervendría el afamado actor Julián Muñoz.
En el Balón, si no hay error, también se representaba La prudente Abigail, tonadilla, boleras y el sainete Don Miseria.

domingo, 18 de diciembre de 2016

13 de diciembre. Hace doscientos años

     Hace doscientos años, el 13 de diciembre se celebraba como en la actualidad el día de Santa Lucía. Los comerciantes que dependían de la navegación para sus empresas mercantiles debían enfrentarse a los corsarios americanos, o al mal tiempo tanto que se extendía por toda Europa.
     Los gaditanos que acudieran al Teatro del Balón podían disfrutar con la comedia El Arca de Noé, una tonadilla a dúo, boleras y el sainete El duende fingido.

sábado, 22 de octubre de 2016

A sangre y fuego. La escritura política de María Manuela López de Ulloa

     Como ya conté en mis Trasteos hipertextuales, en el seminario «Presencia femenina en la prensa española 1800-1936», organizado en Bérgamo por Carmen Serven, Ivana Rota y Borja Rodríguez, tuve la oportunidad de dar a conocer la figura de esta manchega que firmó buena parte de sus colaboraciones en prensa, entre 1811 y 1816, como «Una Española», aunque se sirvió también de otros seudónimos y criptónimos tales como M. L.U. o M. M. L.U., principalmente.
     Por tener el valor de adentrarse en la tribuna periodística fue tachada de literata y marisabidilla, pero esos ataques no hicieron sino reforzarla en su actividad periodística. Como estudió Beatriz Sánchez Hita, lo que más le molestó fue que los liberales no denostaran con el mismo mote a la marquesa de Astorga, traductora de los Derechos de los ciudadanos de Mably.
Bergamo Piazza
     María Manuela era una mujer con un carácter fuerte, muy aferrada a sus convicciones ideológicas y religiosas que constituían una defensa cerrada de los valores del Antiguo Régimen. Lo más curioso es que después de una perseverante actividad periodística, de la que resultaron casi dos tercios del total de su producción (en torno a unos 50 obras de pequeño formato), inopinadamente, María Manuela desapareció de la opinión pública y apenas queda de ella otro rastro que un aviso en el Diario de Madrid de su muerte en 1853, como descubriera Francisco Asensio.
      Estos y otros datos, que aportan nuevas luces y nuevos títulos surgidos de su pluma, podrán leerse en el libro que acaba de publicarme la editorial Biblioteca Nueva y donde se descubre una instrucción inusual en una mujer de su época.



Licencia de Creative Commons
Doceañista by Marieta Cantos is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.